domingo, 17 de mayo de 2009

Adiós, querido Don Mario...



FUNDACIÓN DE UN RECUERDO

Mario Benedetti

No es exactamente como fundar una ciudad
sino más bien como fundar una dinastía.

el recuerdo tiene manos nubes estribillos
calles y labios árboles y pasos
no se planifica con paz ni compás
sino con una sarta de esperanzas y delirios

un recuerdo bien fundado
un recuerdo con cimientos de solo
que con todo su asombro busca el amor
y lo encuentra de a ratos o de a lustros
puede durar un rumbo o por lo menos
volver algunas noches a cavar su dulzura

en realidad no es como fundar una dinastía
sino más bien como fundar un estilo

un recuerdo puede tener mejillas
y canciones y bálsamos
ser una fantasía que de pronto
se vuelve vientre o pueblo
quizá una lluvia verde
tras la ventana compartida
o una plaza de sol
con puños en el aire

un recuerdo sólidamente fundado
fatalmente se acaba si no se lo renueva
es decir es tan frágil que dura para siempre
porque al cumplirse el plazo lo rescatan
los viejos reflectores del insomnio

bueno tampoco es como fundar un estilo
sino más bien como fundar una doctrina
un recuerdo amorosamente fundado
nos limpia los pulmones nos aviva la sangre
nos sacude el otoño nos renueva la piel
y a veces convoca lo mejor que tenemos
el trocito de hazaña que nos toca cumplir

y es claro un recuerdo puede ser un escándalo
que a veces nos recorre como un sol de franqueza
como un alud de savia como un poco de magia
como una palma de todos los días
que de repente se transforma en única

pensándolo mejor
quizá no sea como fundar una doctrina
sino más bien como fundar un sueño.

18 comentarios:

carmensabes dijo...

Sentido homenaje para nuestro Mario..muy triste me siento..

Gracias!

María de los Ángeles dijo...

Así es, Carmencita. Enorme es el dolor de saber que nos dejó para siempre...
Besos!

Paula Mariposa dijo...

No María, MARIO jamás nos dejará, sus poemas, son tan nuestros como han sido suyos, para siempre y siempre y siempre.

Besos.

Adolfo Payés dijo...

se nos fue el mas grande pero esta y seguirá siempre con nosotros
un abrazo

saludos fraternos

Roberto Esmoris Lara dijo...

Si, es cierto. los poetas nunca mueren...se van de sus lugares habituales (que, por otra parte, es lo que siempre hacía Mario con sus novelas y su poesía), dejan un ratito de la vida en este mundo y se instalan para siempre en la memoria y el alma de los pueblos.
Un abrazo fuerte, hermanita, muchos besos del Relü!

ana. dijo...

Marû, mi pequeña: esa imagen de la ausencia que elegiste, es también la imagen del recuerdo que fundó Mario y su maravillosa manera de llegar al alma.

Te amo, mi amor.

Mª Angeles y Jose dijo...

Un homenaje fantastico para un grande como Mario...Una fotografia bella por su sencillez.
Saludos.

Andreico dijo...

Todos nos sentimos un poco más solos desde ayer...
Beso

María de los Ángeles dijo...

Paula: comparto, como ya te dije, ese sentimiento que te une a Mario y a sus palabras por siempre. Gracias por venir a mi lugarcito.

Adolfo: es verdad, en el mundo entero viven sus palabras eternamente. Saludos.

RELü: Para siempre en nuestra alma se instaló Mario. ya nadie podrá olvidarlo.
Abrazotes Relú!

Anita: Te amo hermanita mía... vos también sabés cómo llegar a mi alma. (y no sólo a la mía)

Ma Angeles y Jose: Gracias por su hermosa visita. Las cosas simples son, precisamente, las que esconden más recuerdos...

Andreico: cierto, pero sus palabrasnos acompañarán por siempre...

elena clásica dijo...

Un dolor demasiado grande. Un hermoso homenaje. Me sumo a él. Hasta siempre, poeta genial

María de los Ángeles dijo...

Elena: gracias por sumarte. Si será grande Mario, que permite que tantas almas nos conozcamos y hermanemos en el sentimiento que tenemos después de su partida.
Un abrazo enorme.

Aretusa dijo...

Ido su cuerpo, nos queda su esencia.
Un rastro imborrable.

Claudia dijo...

me encantó el homenaje...cuanta tristeza pero cuanta sabiduría para transmitir sus sentires...

María de los Ángeles dijo...

Aretusa: sin dudas...un rastro imborrable. Gracias por pasar!

Claudia: un sabio total. Sabía decir todo lo que queríamos y no podíamos.
Un abrazote!

Arte-amaia dijo...

Magnifica la foto, me gusta :)

Parece que el homenaje de la silla, y además es muy bonito de recordar mucha historia, que bonito!

Ah, me dejas a sentar un rato, je je.

Felicidades!!!

Ah, muchas gracias por tu comentario en mi blog.

Diego dijo...

si
es una pena lo de mario..muy
interesante tu blog
me sigo psando

María de los Ángeles dijo...

Amaia: sentate todas las veces que quieras, espero te sientas a gusto.
Gracias por haber venido hasta aquí.
Abrazos!

María de los Ángeles dijo...

Diego: enhorabuena! que gente tan joven como vos se interese por leer a Benedetti es una excelente noticia. Pasá cuando gustes, serás bienvenido.