domingo, 4 de enero de 2009

 
Posted by Picasa

Yo caliento tus noches
encendiendo volcanes en mis manos,
mojándote los ojos con el humo de mis cráteres.
Yo he llegado hasta vos vestida de lluvia y de recuerdo,
riendo la risa inmutable de los años.
Yo soy el inexplorado camino,
la claridad que rompe la tiniebla.
Yo pongo estrellas entre tu piel y la mía
y te recorro entero,
sendero tras sendero,
descalzando mi amor,
desnudando mi miedo.
Yo soy un nombre que canta y te enamora
desde el otro lado de la luna,
soy la prolongación de tu sonrisa y tu cuerpo.
Yo soy algo que crece,
algo que ríe y llora.
Yo, la que te quiere.


Yo, la que te quiere. de Gioconda Belli

8 comentarios:

ana. dijo...

Delicada, bella y sugestiva tu rosa, María. Precioso el texto.

Adolfo Payés dijo...

Muy bellisimo poema, gracias por compartirlo...

un abrazo

mimo dijo...

preciosa fotografía...

descalzando mi amor,
descalzando mi miedo...
- genial -

Besos y abrazos Mª de los Ángeles...

carmensabes dijo...

Maravilloso poema!!!!delicioso, exquisito!!!!sensual, profundo, sensible y te doy las gracias por esta entrada, no sabes lo feliz que me hace....

Un besiño enorme!!!

Paula Mariposa dijo...

Siento que puedo tocar esa rosa!!! qué foto, María!!!

María de los Ángeles dijo...

Muchas gracias a todos por estar siempre brindándome sus cálidas palabras...
Besos.

Ramiro Argañaraz dijo...

Impresionante como se destaca la textura de los petalos al elegir ese tono para tu foto. Me encantó. Besos

Coach Paco Bailaca dijo...

....te recorro entero, sendero tras sendero....
Perfecto.
¿Nos recorremos tambien en el interior de nosotros?

pacobailacoach.blogspot.com